Hogar / Estación tv / Sigue la emergencia en Necoclí por migrantes varados tras cierre de fronteras.

Sigue la emergencia en Necoclí por migrantes varados tras cierre de fronteras.

Puede ser una imagen de una o varias personas, personas de pie y árbol

Cerca de 1.000 migrantes, en su mayoría haitianos y cubanos, quedaron bloqueados en Necoclí, Antioquia, en su travesía hacia Estados Unidos debido al cierre de fronteras impuesto para contener la pandemia.
Asentados en carpas improvisadas a lo largo de la playa del municipio, los migrantes esperan para cruzar el peligroso golfo de Urabá hacia su próxima parada en el poblado de Acandí, indicó César Zúñiga, director de la Unidad de Gestión del Riesgo y Desastres (UNGRD) de Necoclí.
Pero la alcaldía de Acandí, más cercano a la frontera con Panamá, se niega a recibirlos, agregó el funcionario.
“Nosotros hemos planteado la posibilidad de instalarles unos baños, unas baterías sanitarias (…) y ponerles unos tanques de agua porque están allí haciendo sus necesidades a campo abierto, a las orillas de la playa”, describió Zúñiga.
A la población de unos 40.000 habitantes llegaron migrantes en su mayoría haitianos y cubanos, aunque también hay de Burkina Faso, Senegal, Ghana, Camerún, Congo, Guinea y Somalia.
De acuerdo a la UNGRD, entre los extranjeros se cuentan un centenar de menores de edad y mujeres embarazas.
Para el alcalde de Acandí, Alexander Murillo, si los migrantes se quedan bloqueados en su municipio, aún más pequeño que Necoclí, sería un “riesgo de salud” para sus habitantes en medio de la pandemia del covid-19.
“No es que no querremos, nosotros siempre hemos manifestado que se abra un corredor humanitario” en la frontera, precisó.
Según Murillo, la reanudación de los vuelos internacionales y el fin del confinamiento que rigió entre marzo y septiembre en Colombia agudizaron el flujo de personas en la zona.
“En estos momentos está subiendo tal cantidad de migrantes que son” demasiados “para los coyotes (traficantes)”, dice el padre Aurelio Moncada, párroco en el corregimiento aledaño de Capurganá.
“Desde octubre los están pasando clandestinamente por la noche, por eso los naufragios”, agrega.
El golfo de Urabá, donde se encuentra Necoclí, es uno de los principales puntos de tránsito de africanos, asiáticos y haitianos que buscan llegar a Estados Unidos por el mar Caribe, con paradas en países de Centroamérica.
El 4 de enero siete migrantes murieron por el naufragio de una embarcación ilegal en esa zona.

Compruebe también

ONU dice que el 2020 ha sido el año con más masacres registradas en Colombia

En 2020 se produjeron 76 masacres en Colombia, en las que fueron asesinadas 292 personas, …

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Políticas de privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies